Las 3 “D” para controlar el estrés prenupcial

las 3 "D" para controlar el estrés

LAS TRES “D” PARA CONTROLAR EL ESTRÉS PRENUPCIAL

Preparar una boda no es tarea fácil. Tu boda va a ser uno de los proyectos más importantes que vas a llevar a cabo en tu vida y sólo vas a tener una oportunidad. Muchos meses trabajando para que todo salga perfecto, para que todo salga como habías soñado. Y esto, créeme, viene acompañado del temido estrés.

Tal vez tú ya estás sumergida en ello y sabes de qué te hablo o tal vez estás a punto de empezar y has oído hablar de ello.

Hoy no te voy a dar claves para no tener estrés, no. El estrés aparecerá, viene ligado a los momentos de cambio, ligado a la ejecución de proyectos, ligado a buscar la perfección, ligado a la consecución de expectativas. Lo importante es detectar este estrés, controlarlo y transformarlo en aliado, en fuente de energía para llegar a tu objetivo que es tener la boda de tus sueños.

Por esto, para controlar este estrés prenupcial, te propongo 3 “D”. ¿Seguimos?

Preparar una boda es un camino en el que hay que tomar muchas decisiones y como ya te he dicho otras veces, recuerda que sois un equipo, tú y tu pareja estáis juntos en esto, así que, por encima de las 3 “D” está la COMUNICACIÓN, y si COMUNICACIÓN en mayúsculas, porque es un elemento fundamental, independientemente de que tu lleves más el peso de los preparativos o no, la comunicación no puede faltar en ningún momento en esta aventura.

Dicho esto, estas son las 3 “D” para controlar el estrés prenupcial:

  • DISFRUTAR: este momento sólo lo vas a vivir una vez, no te olvides de disfrutarlo. Tienes unos meses por delante repletos de emociones y muchos momentos inolvidables y únicos así que no dejes que el estrés los nuble. Una buena planificación te ayudará a mantener los nervios a raya, así que es una de las primeras cosas que deberás hacer. Planifica sobre agenda los pasos a seguir, para no dejar ninguna cosa al azar, aunque ya se sabe que imprevistos siempre hay, pero una buena planificación los minimiza y te ayudará a poder saborear cada momento.
  • DELEGAR: como en todos los proyectos, en equipo es mejor. Y esto no quiere decir que tú te desentiendas, sino que una no puede llegar a todo y hay que saber rodearse de buenos colaboradores. Puedes elegir a personas clave de tu familia y amigos a los que designar tareas específicas.
    Mi recomendación en este caso, como ya te indique en mis imprescindibles si me volviera a casar, es contratar los servicios de una Wedding Planner. Porque una Wedding Planner? Es la persona conocedora del sector, la persona que mejor te puede aconsejar, guiar y llevar a cabo tu proyecto nupcial. Tal vez pienses que es algo innecesario, pero antes habla con ella, explícale tus expectativas y ella podrá recomendarte el mejor servicio para ti.
  • DINAMIZAR: en esta etapa prenupcial no centres tu vida en la boda. Hay vida más allá y tu mente lo agradecerá. Es necesario desconectar para que el rendimiento sea aun mayor. Más vale calidad que cantidad. Así que no descuides tus momentos de ocio con tu pareja, con amigos, con familia…
    Pero con dinamizar quiero ir más allá, me refiero a llevar una vida activa y saludable tanto mentalmente como físicamente. Ya que el estrés afecta no sólo a la mente, sino también al cuerpo, hay que actuar en consecuencia.“Mens sana, in corpore sano”Así que no te olvides de practicar deporte (un poquito cada día), de comer sano (pero dándole alguna alegría al cuerpo de vez en cuando, que también sienta muy bien), de cultivar las relaciones sociales (pareja, familia y amigos), de cuidarte (alguna visita al spa te va a ir de perlas), de despejar la mente (ves al cine, al teatro, lee un libro) y de dormir (tu cuerpo y tu mente también necesitan descansar).

Ahora sólo te queda ponerlo en práctica. Utiliza las 3 “D” para mantener el estrés a raya.

Y recuerda: TODO VA A SALIR BIEN 😉

4 comentarios

    1. Muchas gracias Carol!
      Para mi lo más importante cuando se celebra cualquier cosa, y en especial una boda, es disfrutarlo y para eso estamos, para que podáis disfrutar.

  1. Me encanta, transmites tanta serenidad, minimizas las cosas, en realidad es lo mejor para la buena gestión de los momentos estresantes.
    Pero es cierto, hoy en día con el ritmo que llevamos, el delegar es fundamental y que mejor que en una buena planificadora de eventos,en el caso de la boda una wedding planner.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *