Claves para una boda íntima

BODAS ÍNTIMAS

CLAVES PARA UNA BODA ÍNTIMA

No me gustan los compromisos, y cada vez menos. Pienso que hay que hacer lo que a uno le nace y con quien le nace. Por esto me fascinan las bodas íntimas. Bodas pequeñitas, en las que se comparte el momento con los que de verdad te importan.

Pues bien, las bodas íntimas están en auge. Y no sé si es por el hecho de celebrar este momento con los más allegados o por ajustar el presupuesto o por una mezcla de ambas. Lo que sé es que soy fan de las bodas íntimas.

Dicen que ahora son tendencia, pero hace 11 años fue mi opción. Y volvería a hacerlo igual.

¿Quieres saber las claves para celebrar una boda íntima?

Antes de empezar, déjame que te de un consejo. Aunque yo me dirija a ti, la boda es de los dos, 50% de tu pareja y 50% tuya. Por esto lo principal es que haya consenso en todas las decisiones y la primera que tendréis que tomar es que tipo de boda celebrar. Prepara una café y sentaros en la mesa y, si vuestra opción es una boda íntima, determinar que es íntima para cada uno. Una vez aclarado esto, seguimos.

Para tener una boda íntima perfecta hay que tener en cuenta 4 claves:

1.- La elección del lugar: si te centras en buscar en los restaurantes especializados en bodas te puedes encontrar que los salones están preparados para bodas de mínimo 100 invitados, y una boda íntima en un espacio así quedaría muy desangelada. Por otra parte te puedes encontrar que el espació marque un mínimo de invitados y si no llegas a ese mínimo te cobre un extra por la diferencia.

Abre la mente, con las bodas íntimas se abren un sinfín de posibilidades no convencionales que debes explorar. Lugares especiales, con encanto, que se salen de lo común y de lo que tus invitados se puedan esperar. Si tienes una casa con jardín, has pensado en la posibilidad de celebrar tu boda en casa? Si estas en la ciudad que te parece una azotea? Y en medio del bosque? Y en la playa?

También baraja la posibilidad de realizar la ceremonia y la celebración en el mismo espacio, esto reducirá los desplazamientos y crearás un ambiente íntimo y familiar.

2.- La decoración: en una boda íntima la decoración juega un papel importante. No quiere decir que te tengas que dejar el presupuesto en ello, pero sí que la cuides al máximo. Apuesta por una decoración diferente, que sorprenda a tus invitados. Utilízala para crear ambientes acogedores, para recoger los espacios y así favorecer la intimidad del momento.

Apuesta por las mesas imperiales, con un bonito centro de mesa, donde poder disfrutar con todos tus invitados.

Ten en cuenta que la decoración marcará la personalidad de tu boda, así que no la descuides y llénala de detalles que cuenten vuestra historia.

3.- Los invitados: los que estén son los que realmente quieres que estén. En las bodas íntimas no existen los compromisos.

Haz que tus invitados no solo se sientan importantes, sino que se sientan parte de la boda. Haz que participen de forma activa a lo largo del día, lecturas, brindis, bailes,… lo que se te ocurra.

Harás que recuerden tu boda de una manera especial.

4.- Personalización 100%: las bodas íntimas se caracterizan por la ausencia de lo estándar. Tu boda ha de ser un reflejo de vuestra esencia. Cada rincón ha de reflejar vuestra historia.

Cada detalle ha de estar elegido con mimo.

A lo largo del día ofrece a tus invitados guiños de complicidad. Detalles personalizados, música dedicada,…

Haz de tu boda una boda única e irrepetible.

¿Has tomado nota?  ¿Te apuntas a las bodas íntimas?

Ya me contarás que tal ha ido tu boda y sobre todo no te olvides de disfrutar de cada segundo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *