Bodas clandestinas: solos tú y yo

bodas clandestinas

BODAS CLANDESTINAS: SOLOS TÚ Y YO

Para gustos los colores y es que puede haber tantos tipos de bodas como personas en el mundo.

Hoy te traigo un tipo de boda que hace unos años ni me hubiera planteado, pero que ahora, si me volviera a casar, podría ser una opción. Son las bodas clandestinas, esas bodas en las que sólo hacen falta dos personas, bodas de tú y yo, como yo las llamo. Bodas que se llevan en secreto y que te hacen sentir como en la mejor película de espías. Bodas que son toda una aventura. Bodas que dan emoción a la vida. Bodas de sal y pimienta, esas que dan ese toque a la vida rico, rico.

Las bodas clandestinas son perfectas para los que quieren vivir este momento en la intimidad y dedicarse y regalarse el uno al otro. Y si estas en la duda aquí tienes alguna de sus ventajas:

  • Podrás casarte en aquel lugar que siempre habías soñado, porque a veces el número de invitados limita las opciones.
  • Será un día sin compromisos. Sin compromisos de ningún tipo, ni con familiares, ni con amigos, ni de guardar la compostura. Con tu pareja compromisos cero.
  • Un día que disfrutarás 100% con tu pareja. Y es que en la mayoría de los casos, en las bodas más convencionales, los novios tienen muy poquitos momentos de estar solos, y el tenerlos se convierte en una misión imposible. En las bodas clandestinas eso no ocurre.
  • Vivirás los meses previos con una emoción especial. Y es que, no sé porque, pero lo prohibido, lo secreto siempre tiene un plus de emoción. Si a esto le sumas que todos los nervios de los preparativos se reducen porque la organización de la boda se simplifica, la emoción se eleva a la máxima potencia.
  • Y no hay que olvidarse del ahorro, o una organización del presupuesto diferente. Porque de todas es conocido que la mayor partida de una boda es el banquete, pero en las bodas clandestinas eso se reduce a dos cubiertos y siempre puedes utilizar la diferencia para ahorrar costes o para invertirlos en, por ejemplo, el viaje de tus sueños. A lo que se suma que hay muchos detalles que comporta una boda más convencional que no son necesarios.

Como veis las bodas clandestinas tienen muchas ventajas. Pero yo se que muchas necesitareis poder compartir la emoción de la noticia con los vuestros. Tranquilas, las bodas clandestinas no están reñidas con las celebraciones. Que mejor que unas semanas después de vuestra boda clandestina convocar a los que más queréis en plan barbacoa, una reunión distendida de amigos, sin ningún compromiso personal a la vista, con una gran pantalla y cuando menos se lo esperan… que se proyecte el vídeo de vuestra boda…

AAAIIIIXXXX!!!!! No sabéis como me encanta la idea!!!! Y por supuesto, inmortalizar en foto y vídeo las reacciones de todos ellos. No sabéis lo que me he llegado a reír imaginando la cara de mis familiares y amigos si en su momento hubiera sido mi opción…

Y es una opción perfecta para poder vivir el momento de la boda en la intimidad de la pareja y a la vez poder hacer una gran fiesta de ello.

¿Quién se apunta a una boda clandestina?

2 comentarios

  1. Por un lado no es el tipo d boda que más me seduce, pero claro ver la cara d todos los amigos cuando en la pantalla proyecto el “si quiero”….
    …eso seria lo más divertido!!!
    Bueno que hay gustos para todo!!!

    1. Hay muchos tipos de boda, la cuestión es encontrar tu estilo y hacerla 100% personal.
      Pero ver la cara que los invitados ponen mientras ven el vídeo de la boda secreta… eso no tiene precio 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *