Boda tipo cóctel

Boda tipo cóctel - Con Aroma a Jazmín

Las Bodas tipo cóctel son un reflejo claro de que la generación millennial está cambiando el mundo de las bodas.

Ya son muchos los novios que no quieren el banquete tradicional de tres platos en mesa, en el que los invitados acaban aburridos, esperando que llegue el baile como agua de mayo.

Por esta razón las Bodas tipo cóctel van ganando adeptos.

Pero, ¿sabes qué debes tener en cuenta para que tu Boda tipo cóctel sea un acierto?

Antes de entrar en el tema aclarar que este tipo de Bodas se caracterizan por hacer todas las partes del banquete principalmente de pie, sin mesas establecidas.

No te voy a engañar, una Boda tipo cóctel tiene sus inconvenientes, pero con una buena organización y teniendo en cuenta los siguientes puntos puede ser todo un éxito.

  • Tus invitados:

Si quieres organizar una boda tipo cóctel has de tener en cuenta tanto el número de invitados como el tipo de invitados que asistirán a tu Boda. Este formato de banquete es ideal para bodas no muy grandes, no más de 150 personas, ya que es perfecto para que los novios e invitados puedan interactuar con gran facilidad.

El tipo de invitados que asistan a tu boda también es condicionante, ya que las bodas tipo cóctel son perfectas si la mayoría de tus invitados son jóvenes.  Has de tener en cuenta que este tipo de bodas son más cansadas tanto para ti como para los invitados ya que no hay el parón de 2 o 3 horas sentados en mesa.

Pero te aseguro que con este tipo de Boda tienes la diversión asegurada.

  • El espacio:

En las Bodas tipo cóctel es muy importante tener en cuenta el espacio del que se cuenta, ya que ha de ser el suficiente para que tanto invitados como camareros se puedan mover con comodidad.

En este caso, y siempre que la climatología lo permita, es ideal hacerlo en zona exterior y si es en un bonito jardín, mejor que mejor.

Boda tipo cóctel - Con Aroma a Jazmín

  • El mobiliario:

Las Bodas tipo cóctel dan mucho juego en este aspecto.

Es verdad que no se cuenta con mesas establecidas, pero sí que es super recomendable contar con mesas y sillas para que prácticamente todos tus invitados se puedan sentar si lo precisan.

Con esto solucionas el handicap que se presentaba en el primer punto, si en tu Boda hay gente mayor, embarazadas o amigas con taconazos te agradecerán poder sentarse un ratito.

Y aquí se te abre un abanico de posibilidades infinito. Puedes combinar mesas altas con mesas bajas. Sillas, taburetes, bancos, sofás, … Deja volar tu imaginación, eso sí, siguiendo la línea de decoración que has escogido para tu boda. Todo ha de tener un sentido.

Crea espacios que originen puntos de reunión y conseguirás crear una Boda totalmente personal.

  • El catering:

La clave en una Boda tipo cóctel es variedad y cantidad. A modo de bocadito los camareros irán sirviendo entre los invitados vuestra selección para el gran día. Recomendable poner mesas temáticas para que la gente se sirva, como la de quesos, la de jamón, … y no te olvides de un buffet de postres. Y es que, a nadie le amarga un dulce.

Sorprenderás a tus invitados si también incluyes algunos puntos de show cooking. Pon un punto de brasa donde cocinen al momento tanto carne como marisco o un chef que haga sushi al momento, …

No debes olvidar poner alguna barra de bebidas, zumos naturales, gin tónics, cócteles, …

Asegúrate, con el catering que trabaje en tu Boda, que el número de camareros sea el correcto. Se aconseja que se disponga de un camarero cada 15 invitados. Es importante que el catering tenga experiencia en este tipo de formato, de esta manera los camareros sabrán cómo moverse para que a todos los invitados les llegue la comida.

Boda tipo cóctel - Con Aroma a Jazmín

  • Y además….

Piensa que una Boda tipo cóctel te evita el tan temido “seating plan”. Así que olvídate del ¿Dónde siento a la tía Enriqueta?

Tus invitados también te lo agradecerán, evitarse 3 horas en una mesa junto a gente con la que no les apetece estar, no tiene precio.

 

Si sigues los consejos, una Boda tipo cóctel es divertida y dinámica. Tus invitados tendrán la sensación de estar en una fiesta desde el minuto uno. Y eso es lo que quieres, ¿no? Que el día de tu Boda sea la gran fiesta del AMOR.

 

Y recuerda, si te ha parecido interesante compártelo. A otra novia le puede ser de gran ayuda.

Disfruta de las vacaciones. Desconecta unos días. Nos vemos después de Semana Santa para hacer tus sueños realidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *